Alda Merini: Te espero y cada día (Ti aspetto e ogni giorno) / Este cuerpo que me ha traicionado (Questo corpo che mi ha tradito)

Alda Merini (1931-2009) fue una poetisa y escritora italiana que siempre estuvo relacionada con la posibilidad de conseguir el premio Nobel de literatura. Está considerada como una de las voces mas excelsas de la poesía italiana del siglo XX. Desde muy joven comienzan a manifestarse en ella prime ombre della sua mente que determinan, en cierto sentido, vida y obra de la poetisa. Ya desde su juventud había sido internada en hospitales psiquiátricos. Sin embargo, el periodo más largo en el psquiátrico, e intenso, lo vivirá desde 1961 hasta 1972. Aquello dejará una honda huella en su producción -la autora recordará con detalle sus tratamientos con electroshock- y todo ello lo describirá en su obra La Terra Santa publicada en 1984. Uno de los momentos más dramáticos que vivió la artista fue cuando su marido, Ettore Carniti, la ingresó en el psiquiátrico contra su voluntad, aunque eso no pudo acabar con el amor y la esperanza del reencuentro que siguió profesando Alda.

n

mente-meditazione-alda-merini-momento-presente

 

TI ASPETTO E OGNI GIORNO

Ti aspetto e ogni giorno
mi spengo poco per volta
e ho dimenticato il tuo volto.
Mi chiedono se la mia disperazione
sia pari alla tua assenza
no, è qualcosa di più:
è un gesto di morte fissa
che non ti so regalare.
n
n
TE ESPERO Y CADA DÍA
n
Te espero y cada día
me consumo despacio
y me he olvidado de tu rostro.
Me preguntan si mi desesperación
es igual a tu ausencia
no, es algo más:
es un gesto de muerte fija
que no sé regalarte.
n
n
De Clinica dell'abbandono, 2003.
Versión de F. C.

n

alda-merini
n
n
Lettere al dottor G. es un libro en el que alterna prosa y poesía, escrito durante su estancia en el hospital psiquiátrico “Paolo Pini”. Mientras estaba en tratamiento bajo la labor y observación del médico Enzo Gabrici.
n
n
n
QUESTO CORPO CHE MI HA TRADITO
n
Questo corpo che mi ha tradito
io lo voglio punire,
lo punirò con uno sparo,
secco, tagliente, ferita
ultima alla mia anima di giglio.
Lo punirò in un momento
per lunghi anni di torture e bassezze
questo corpo che io volevo cristallo
e che è un impasto di limo.
Lo punirò per punire
anche chi ha ferito
moltitudine assurda
di Giuda inferociti.
Dopo avrò forse un fiore
dopo avrò forse un frutto
quella notte di amore
che non ho avuto mai.
n
n
ESTE CUERPO QUE ME HA TRAICIONADO
n
Este cuerpo que me ha traicionado
yo lo quiero castigar,
lo castigaré con un balazo,
agudo, seco, herida
última a mi alma de azucena.
Lo castigaré en un momento
por largos años de torturas y mezquindades
a este cuerpo que yo quería cristal
y que amasijo de cieno es.
Lo castigaré para mortificar
también a quien dañó
multitudes absurdas
de Judas airados.
Quizás después tenga una flor
quizás después tenga una fruta
aquella noche de amor
que nunca tuve.
n
alda_merini1-586x502
n
n
De Lettere al dottor G., 2008.
Versión de F. C.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s