Amalia Guglielminetti: El deseo (Il desiderio)

1

IL DESIDERIO

Il desiderio è taciturno. Saggio
sembra, ma in fondo alle pupille cova
la vïolenza del suo cuor selvaggio.

L’amore è sorda lotta, è dura prova
per chi assai l’ama, e a molti impeti sciocchi
avventa chi ben cerca e male trova.

Questo imparò colei che smarrì gli occhi
dietro i suoi sogni e ride ora, ma batte
le ciglia perché il pianto non trabocchi.

Poiché, se alcun le sue treccie ha disfatte,
od impresse d’un morso la sua gola,
o lasciò le sue labbra più scarlatte,

ella è pur sempre quella che va sola.

2

EL DESEO

El deseo es taciturno. Sabio
parece, pero en el fondo de las pupilas anida
la furia de su corazón salvaje.

El amor es sorda lucha, ardua prueba
para los que mucho lo anhelan y a muchos ímpetus necios
arroja a quien bien busca y mal encuentra.

Esto ha aprendido la que perdió los ojos
detrás de sus sueños y ahora se ríe, mas bate
las pestañas para no derramar el llanto.

Pues si alguien deshizo sus trenzas,
marcó con un mordisco su cuello,
o dejó más escarlata su boca,

ella sigue siendo aquella que va sola.

 

De I serpenti di Medusa, 1934.
Versión de F.C.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Amalia Guglielminetti: El deseo (Il desiderio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s