Rainer Maria Rilke: Ofrenda (Opfer)

portrait-rilke-2

OPFER

O wie blüht mein Leib aus jeder Ader
duftender, seitdem ich dich erkenn;
sieh, ich gehe schlanker und gerader,
und du wartest nur – : wer bist du denn?

Sieh: ich fühle, wie ich mich entferne,
wie ich Altes, Blatt um Blatt, verlier.
Nur dein Lächeln steht wie lauter Sterne
über dir und bald auch über mir.

Alles was durch meine Kinderjahre
namenlos noch und wie Wasser glänzt,
will ich nach dir nennen am Altare,
der entzündet ist von deinem Haare
und mit deinen Brüsten leicht bekränzt.

Rilke01

OFRENDA

Oh, cómo florece mi cuerpo, por cada vena,
más fragante desde que te reconozco.
Mirad, yo camino más esbelto y erguido,
y tú, tan sólo esperas. ¿Quién eres tú, entonces?

Mirad, yo siento cómo me marcho,
cómo pierdo, hoja tras hoja, lo senil.
Sólo tu sonrisa persiste, cual puro astro,
sobre ti, y pronto, también, sobre mí.

Por todo aquello que, durante mi infancia,
infinito aún, como agua resplandece,
quiero yo llamarte ante el altar,
que encendido está de tus cabellos,
y con tus senos sencillamente enguirnaldado.

De Neue Gedichte, 1907.
Traducción de R. M. B.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s